Esta comedia para 7 personajes es del autor argentino Damian Esteban Centurion. Me permitió compartirla en este sitio, pero si quieres llevarla a escena necesitas contactarte con él para pedir autorización, dejo sus datos al final del texto.

Es una obra de teatro cómica que se puede presentar con alumnos de teatro, de manera profesional o con alumnos de universidad. Todo ocurre en un departamento playero.

Obra de teatro cómica para 7 personajes

Sinopsis obra de teatro cómica para 7 personajes

Una Familia compuesta por padre, madre, hijo e hija se van de vacaciones a una casa en la playa. El odia la playa y todo lo relacionado, pero por insistencia de su familia y la idea de descansar decide quedarse e intentar disfrutar la estadía. Todo se torna de un color oscuro cuando llega a la casa un padre soltero con su hijo, muy bohemios, agradables y compañeros. Toda su familia empieza a sentir empatía por este dúo y empiezan a compartir momentos… El padre gruñón no puede controlar sus celos e intenta ponerse al ritmo de su familia y estos dos nuevos amigos, generando así un sinfín de situaciones descabelladas, y bautizando a estas vacaciones como “INOLVIDABLES”.

Texto completo obra de teatro cómica para 7 personajes

ARENA EN EL OJO
de Damian E. Centurión

Para contactarte con el autor manda un mail a: estebancentuok@gmail.com

PERSONAJES:
EMILIO
VICTORIA
MICHELLE
CRISTIAN
RICHARD
TONY
RAFAEL

PRIMER ACTO

(La escena transcurre en un living playero, con una decoración playera y bohemia con caracoles, imágenes de estatuillas marinas; un sillón de dos cuerpos en lo posible de mimbre, un televisor en una esquina, barcito con botellas, un futtón, un cuadro de “Poseidón, el Dios de los océanos”; en el fondo a un costado hay una ventana que muestra una playa -en lo posible-).

(Entran Victoria y Michelle con bolsos, muy entusiasmadas, seguidas de Cristian con su teléfono celular)

VICTORIA: ¡No lo puedo creer!
MICHELLE: No, yo no lo puedo creer…
VICTORIA: Este lugar es ….
MICHELLE: ¡Increibleeee!
CRISTIAN: ¿Habrá Wi-Fi?
VICTORIA: Ay! Cris… deja ese teléfono un poco…(Tocando la decoración de los caracoles) Mira todas estas artesanías… son preciosas.
MICHELLE: (Mirando por la ventana) Mamá mirá lo que es la vista… esto es lo bueno de estar en un segundo piso… Yo te dije.
VICTORIA: (Acercandose a la ventana) Si. Elegimos la correcta. Es hermoso… tenemos una vista privilegiada… mira lo que es…
CRISTIAN: Mamá, ¿no me das mi cargador?
VICTORIA: Pero dejá un poco la tecnología. Vinimos para pas… ¿Y tu papá donde está?
CRISTIAN: No sé. Venía atrás nuestro.
MICHELLE: (Mirando por la ventana) De acá lo veo… está viniendo.
VICTORIA: (A Cristian) ¿Te vas a pasar las 24 hs del día metido con ese teléfono?
CRISTIAN: No… las 24 hs no. Tengo pensado dormir también, y eso va a llevarme algunas horitas.
VICTORIA: Cristian, no vinimos de vacaciones para que te la pases todo el día enganchado con ese aparatito.
MICHELLE: (Sigue mirando por la ventana) Cristian… ¡mira lo que es esto! Vení a mirar lo que es este paisaje…
CRISTIAN: (Irónico) No, Gracias. Además no puedo ir… porque si voy, corres riesgo de caerte “accidentalmente” por esa ventana… y por tu culpa tendría que pasar unos años en prisión, y no estoy dispuesto a pasar por eso… menos por vos.

MICHELLE: No te vendría mal pasar unos años en prisión… sería la única forma en que puedas soltar el celular… Dale, vení. Mirá, sentí…
(Respirando profundo por al ventana) Olé… (respira ondo) Olé este aire de mar… aire tan puro.. tan sano, tan libre de contaminación, tan… (Respira ondo)… (Cara de asco repentina) Pero que olor tan horrible…
CRISTIAN: Perdón, se me escapó a mi…
MICHELLE: Ay nene ¡que asco! (Ventila con las manos para sacar el olor por la ventana)
CRISTIAN: Bueno, ¿Qué pretenden? ¿Qué tenga olor a Margaritas?
VICTORIA: ¡Uy hijito! Pero que baranda, en serio…
CRISTIAN: Dale ma! ¡Tampoco es para tanto!
MICHELLE: Encima es como que se esparció por todo el ambiente y no sale por la ventana…
VICTORIA: Mishi, fíjate en el baño si no encontrás un desodorante de ambiente o algo que mate esta impureza por favor. (Michelle sale).
CRISTIAN: Son exageradas eh.
VICTORIA: No, siempre lo mismo con vos.
(Entra EMILIO cargado con muchos bolsos, transpirado, muy cansado y agitado, con las ojotas mal enganchadas en los pies, se lo ve enojado)
EMILIO: (Irónico)¡Gracias familia por ayudarme!… total no necesitaba ayuda con los bolsos eh… no se vayan a molestar en agarrar cada uno su bolso como en cualquier familia normal… encima el ascensor de porquería no anda… hay que llamar al encargado que nos alquiló la casa para que lo solucione. No estoy dispuesto a pasar 15 dias subiendo po… ¿Qué es ese olor asqueroso?
CRISTIAN: Aire de mar.
VICTORIA: Tu hijo… se desgració otra vez.
(Entra Michelle con un desodorante de ambiente y tira en el ambiente)
EMILIO: Cristian andá al baño por favor.
CRISTIAN: Bueno papa, es culpa de esos yogurcitos bebibles que me dio mamá.
MICHELLE: Deben estar rancios… yo por las dudas no tomé.
VICTORIA: (Agarrando uno de los yogurcitos y leyendo) La fecha de vencimiento es en dos días.
CRISTIAN: Si… pero hacen efecto rápido… ando con unos retorcijones que ni te cuento.
MICHELLE: No me interesa saber lo que pasa en tu interior.
VICTORIA: Dale asqueroso.
EMILIO: Andá al baño haceme el favor.
CRISTIAN: No se donde queda pa.

MICHELLE: Es por allá. Y tomá… perfuma el ambiente cuando termines (le da el desodorante de ambiente y Cristian sale por el baño)
EMILIO: Bastante tenemos con haber venido a este infierno arenoso como para tener que andar bancando tus olores. Y para colmo, solo tenemos un baño. (A Victoria) Vamos a tener que comprar más de esos perfumes con olor a lavanda.
VICTORIA: Si. En eso coincidimos. Pero en cuanto al lugar… ¡LO AMO!. Michi, ayuda a tu papa y lleva tu bolso… son dos dormitorios. Obviamente, el de las cuchetas es el de ustedes.
MICHELLE: (Tomando su bolso) Si… ¡y ya me cambio para ir a la playa! Además quiero estrenar la malla que me regalaste ma.
VICTORIA: (Agarrando su bolso) ¡Ay si! Te va a quedar divina… Yo también… quiero ir ya.
EMILIO: ¿Es una malla enteriza no?
VICTORIA: ¡Ay no seas anticuado!
EMILIO: Pero Vicky, no podemos ir hoy a la playa. Recién llegamos. Tenemos que organizarnos. Primero desarmar las valijas…
VICTORIA: Sos anticuado hasta para hablar …Bolsos, se dice “Bolsos”.
EMILIO: …Tenemos que hacer la listita del super, ¿que necesitamos? Porque no podemos comer todos los días afuera… se nos va el presupuesto pero tener que cocinar todos los días sería algo cansador… más económico, pero cansador… ¡Ya se! Nos turnamos… Y además, también podríamos hacer un calendario con los días que vamos a estar acá y anotar lo que vamos a hacer cada día, repartir las tareas diarias… que días vamos a la playa que espero por favor sea solo un par de veces… vos sabes lo que detesto la arena… La verdad no se cómo me convencieron de venir a este lugar espantoso; era lo más económico, pero bueno, sacrificio… en el sacrificio está el ahorro … (Victoria lo mira con cara de estar cansada)
VICTORIA: ¿Podes dejar un poco de preocuparte por cosas que no son tan importantes?
EMILIO: ¿Cosas que no son importantes?
VICTORIA: Si
EMILIO: ¿La comida no es importante?
VICTORIA: No dije eso… lo que quiero decir es que no quiero que estés todas las vacaciones con esa estructura que te caracteriza… o sea, relájate un poco… ya vamos a ver eso… ahora vamos a la playa.
EMILIO: Que horrible idea. ¿Y dejar todo acá desordenado?
VICTORIA: ¿Vas a estar con esta mala onda todas las vacaciones?
EMILIO: No es mala onda. Es sentido común Victoria.
VICTORIA: Tu sentido común no es tan común.
(ENTRA MICHELLE EN CON UNA BIKINI PUESTA Y UN VESTIDO PLAYERO- PUEDE SER CON TRANSPARENCIAS)



MICHELLE: Ma, ¿Cómo me queda?
EMILIO: ¡Michelle! ¿Qué es eso?
VICTORIA: Eso es tu hija creciendo.
MICHELLE: ¡Papá! ¡Tengo 18 años! Ya soy libre de hacer lo que quiera y ponerme lo que quiera.
VICTORIA: Hija estás hermosa
MICHELLE: Gracias ma.
(ENTRA CRISTIAN DEL BAÑO)
CRISTIAN: ¡CLAUSURADO! Les recomiendo no entrar por un rato…
MICHELLE: Me voy ma… te espero en la playa.
EMILIO: A ningún lado vas asi vestida… tan… impúdicamente…
VICTORIA: (Lo ignora) Nos vemos allá… ¿pero te pusiste protector?
MICHELLE: Uh… me olvidaba del protector…
CRISTIAN: Papá es el sobreprotector (Mientras se sienta con su celular)
VICTORIA: Ponete protector y vas a la playa.
MICHELLE: Si ma. (Sale a su dormitorio)
EMILIO: Victoria… ¿Cómo le vas a regalar una bikini?
VICTORIA: ¿Qué tiene de malo?
EMILIO: ¡Todo! Todo tiene de malo… ¿vos queres que … la miren?
VICTORIA: ¿Quién la va a mirar?
EMILIO: Ellos… los hombres.
VICTORIA: No podes ser tan celoso…
EMILIO: Ya bastante tengo con estar en este lugar… vos sabés que hubiera preferido mil veces quedarnos en casa… y disfrutar de nuestras vacaciones en casa… Tranquilo. Con mi rutina, de descanso, de paz…No hay mejor lugar que …Casa.
VICTORIA: Pero relájate un poco.. estamos de vacaciones… en la playa.
EMILIO: Es que ese es uno de los problemas… No me gusta. La arena no sirve para nada. Solo te ensucia y te incomoda. Y el mar es un asco… con esa agua salada… Que si se quedara en su lugar no pasa nada. Pero no; las olas te tiran, te revuelcan y te hacen tragar esa agua mugrient….
VICTORIA: ¡Bueno terminala! Ya me cansé de tu mala onda.
EMILIO: No es mala onda! Es lo que me pasa. Asi lo siento…
VICTORIA: Y Asi también me siento yo… CANSADA… Todo el viaje quejándote; llegamos y aun asi seguís gruñendo…Hacé lo que quieras. Si
queres quedarte acá encerrado en la casa sin hacer nada, aburrido y solo, hacelo. Nosotros vamos a salir, pasarlo bien y disfrutar de nuestras
vacaciones.
MICHELLE (En OFF): Maaa, no encuentro mi protector ¿te acordas donde lo guardaste?
VICTORIA: Ahí voy. Me cansaste. (Sale por el dormitorio)

EMILIO: (Queda hablando solo) Hace lo que quieras. Hagan lo que quieran. Yo voy a quedarme acá en la casa… que por cierto no es muy
linda que digamos… pero me voy a quedar acá. Disfrutando a mi manera. Sin tocar esa …”mierda amarilla”. … se te mete en todos lados. Y
Después no sale. Tenes que bañarte dos o tres veces minimo para sacarla de tu cuerpo y del pelo. Y ni hablar de los bichos que viven en ella… Pulgas… garrapatas… cositos (con gesto de asco)…Nooo… no me quiero ni imaginar el festín que se deben hacer con todos los que se tiran en la arena…. Yo me quedo acá. Tengo la tele… la barra, para hacerme algún traguito de algo, o tomarme un buen vino, aunque no creo que haya nada bueno aca (mirando los vinos que hay y analizando, saca algunos los cuales lee y los guarda), mmm, pura marca, (agarra otra botella ) no se cómo todavía lo siguen fabricando… o peor aun, que haya gente que lo tome (Lo guarda y toma otro) … hay que tener mal gusto (Lo guarda y de repente saca uno admirado) “Torres”… “Sangre de Toro”… no puedo creer que haya uno de estos en esta bodeguita… de lo mejor que ha fabricado España. … (Se acerca a la barra y se sirve en una copa delicadamente, sirve un poco, huele el vaso, y gira el vaso como todo un catador de vinos profesional, mientras se sienta con la copa en la mano y con la otra toma el control de la tele)… Vacaciones… creo que a esto si podría llamarlo “Vacaciones”… Si tan solo pudiera quedarme acá sentado, descansando, y mirando la tele podría sobrellevarlo. …(Toma un traguito) Esto… ¡ESTO ES VIDA!
(ENTRAN TONY y RICHARD riendo y haciendo barullo con MALETAS)
RICHARD: No viejo… ¿le viste la cara?
TONY: Mas o menos… si lo miraba a los ojos le largaba la carcajada ahí nomás.
RICHARD: (Riendo) ¡Menos mal! Si te hubieras reído …(Lo ve a EMILIO, quien los está mirando descolocado). Hola, Como está?
EMILIO: (Descolocado) Hola… bien.. va! Y ustedes qu…
TONY: (Lo interrumpe) Que tal Señor? Usted debe ser el encargado… Nosotros somos Tony, quien te habla y Richard, mi hijo, un gusto
conocerlo… hablamos por teléfono hace dos días… somos sus nuevos inquilinos.
EMILIO: (Descolocado) Nunca hablamos por telefo… (Se da cuenta de lo que dijo) Que? No … yo soy el inqui…
RICHARD: (Mirando por la ventana)¡ Mirá pa! Mira lo que es esta vista… es hermoso…
TONY: El departamento es hermoso. Tal como lo describió… Gracias por su confianza, estuvimos buscando departamento mucho tiempo y no conseguíamos nada. Menos mal que vimos su aviso en internet… sino estaríamos todavía en Buenos Aires City, sufriendo el calor húmedo que la caracteriza…
RICHARD: Y nos estaríamos perdiendo de ver esta belleza… Viejo vení a ver lo que son esos dos bomboncitos que están tomando sol… te lo estas perdiendo.
TONY: Richi, compórtate que estamos frente al encargado. Disculpe Señor… como se llamaba?
EMILIO: EMILIO… pero se equivoca..
TONY: ( Lo interrumpe) EMILIO… Señor EMILIO, disculpe a mi hijo… hace mucho tiempo que no nos tomamos vacaciones, y está un poco
excitado… por eso, si no le molesta me gustaría que arreglemos el tema de dinero en otro momento, asi nos podemos acomodar, desarmar los bolsos…
RICHARD: ¿¡Estás loco pa!? Vamos a la playa a ver minitas…
TONY: Para! Un poco… las hormonas vió… están alborotadisimas… Como todos a su edad…
EMILIO: No, espere un poco… me parece que está equivocado…
TONY: (mientras se acomoda en la casa) Richard, lleva la cerveza a la heladera… ¿Dónde está la cocina? Llevalas que se van a calentar, y si la
tomas asi te vas a agarrar un pedo de aquellos…
EMILIO: No a la cocina no… usted se equivoca…
TONY: aaaaahhh…. Pillin… usted quiere una cerveza…
RICHARD: (Agarrando la copa de vino) No pa… está tomando vino…
TONY: Epa! Mezcla loca…
EMILIO: No… Le pido por favor que pare un momento…y me deje hablarle… Usted no es de acá.
TONY: Si lo se… por eso le iba preguntar si me podía dar alguna recomendación… donde se come bien… que lugares hay…
RICHARD: Pa, ahora vamos a ir a la playa…
TONY: Si… pero para hacer en la semana… podemos hacer todo.
(ENTRA MICHELLE)
MICHELLE: Pa, ¿no me das la llave del auto que me olvide mis ojotas adentro?
(Michelle se acomoda el pelo todo se mueve más lento)
RICHARD: (Queda boquiabierto) ¡BENDITAS SEAN LAS SANTAS CREACIONES DEL SEÑOR!
TONY: ¿Y desde cuando sos religioso vos?
RICHARD: Desde que los angeles caminan por la tierra.
EMILIO: ¡¡¿Cómo?!!
TONY: Es que a veces se pone religioso. Desde chico lo hemos instruido por los caminos del Señor. Cada tanto se me desvía… pero es un buen chico.

EMILIO: No no… más respeto que esa señorita es mi hija.
RICHARD: Santo creador.
TONY: ¡Terminala! Que sino te interno para monaguillo. Más respeto con la señorita…
MICHELLE: (Sonrojada) Pa, quienes son?
EMILIO: Eso mismo me estoy preguntando yo.
(MICHELLE y RICHARD quedan en un costado charlando coqueteando los dos en contra-escena)
TONY: Los inquilinos.
EMILIO: No. Los inquilinos somos nosotros.
TONY: Pero no se puede ser propietario e inquilino de la misma vivienda al mismo tiempo.
EMILIO: Yo no soy el propietario. Yo soy un inquilino y vinimos a esta casa asquerosa a pasar unas asquerosas vacaciones con mi familia…
RICHARD: (A Michelle) ¿Está hablando de sus vacaciones o de la Colimba?
MICHELLE: Papá es asi… pero es bueno.
TONY: Está muy equivocado señor. (Saca la billetera y agarra un papelito) Aquí tengo el comprobante del depósito que hice para alquilar este departamento. El inquilino soy yo.
EMILIO: No Señor… (Sacando su billetera y un papelito) Este es el comprobante del depósito que hice para alquilar este lugar… asi que le voy
a pedir que por favor se retire.
TONY: Yo no voy a ir a ningún lado… aquí debe haber un mal entendido.
EMILIO: Uno muy malo. Voy a llamar ya mismo al propietario. Aguardeme un momento, y le pido por favor que no toque nada. (Saca su
celular y se va a una punta del escenario a llamar)
(ENTRA VICTORIA, preciosa y lista para ir a la playa)
TONY: Hola.
VICTORIA: Hola, ¿Usted quien es? ¿El encargado?
TONY: No. Soy un inquilino de la casa como ustedes.
VICTORIA: ¿Cómo?
TONY: Si parece ser que hubo algún tipo de malentendido… y nos alquilaron la casa a los dos, al mismo tiempo… El señor lo está llamando
para aclarar esta situación.
VICTORIA: Uf… que problema.
TONY: ¿Y usted debe ser la hermana de la señorita no?
VICTORIA: (Rie simpáticamente) Ay no, yo soy su madre.
TONY: ¿En serio? Seguramente habrá sido una mama muy joven. Entonces si usted es su madre deduzco que es la esposa de…
VICTORIA: Emilio. El es mi esposo… Disculpe, le veo cara conocida…
TONY: Si.. yo también a vos… me recordas a una compañera que tuve…



VICTORIA: Del Normal 5°… Vos sos…
TONY: Antonio
VICTORIA: ¡Tony León! …Yo soy…
TONY: Vicky… Victoria Del Valle.
VICTORIA: ¡Siii! Que pequeño es el mundo… Tanto tiempo. (Lo saluda)
TONY: No puedo creer que haya pasado tanto tiempo…
VICTORIA: Mirate, estás igual…
TONY: Vos también….
EMILIO: (Corta el celular) ¡Maldito sea! ¿Para que va a tener un teléfono si no lo va a contestar? (Ve a su esposa estrechando la mano de Tony)… ¡Epaaa! ¿Qué pasa aca?
VICTORIA: Emilio, el es Antonio León… mi compañero de la secundaria… No puedo creer que nos hayamos reencontrado… ¿No te
habías ido a vivir a afuera?
TONY: Si… pero volvimos a la ciudad hace 5 años aproximadamente…
EMILIO: Bueno pero que efusividad para charlar con un ex compañerito de la escuela…
VICTORIA: Es que eramos muy amigos… ¿además que tiene de malo? lo estaba saludando normalmente… como dos amigos que se reencuentran… Pero que chico que es el mundo… y, que coincidencia que justo nos encontremos acá, en la misma casa.
TONY: La verdad que si. Es increíble…
EMILIO: ¡Que amigos ni que ocho cuartos! Este señor es un “ocupador”.
RICHARD: Se dice “OCUPA”
EMILIO: Eso también. Es un ocupa. Y este brivoncito también lo es… es un pequeño “OCUPITA”. (Se para entre medio de Michelle y Richard
separándolos)
MICHELLE: ¡Papa!…
EMILIO: ¿Qué pasa? ¿Lo vas a defender ahora?
MICHELLE: Terminala papá.
(Entra Cristian)
CRISTIAN: Pa, ¿No viste mi cargador? No lo encuentro en ningún lado. Y me quedé sin batería.
EMILIO: Dejá de joder con ese aparato.
VICTORIA: Emilio esto que estás haciendo es un papelón. Hay que llamar al encargado y listo. Basta de tanto escándalo. Yo me voy a la playa. Me cansé de escucharte…. Mil disculpas (A Tony y Richard)
MICHELLE: Yo te acompaño ma… capaz cuando volvamos esté más tranquilo.
CRISTIAN: Yo voy a ver si compro uno porque me parece que lo dejé en casa el mio.
(Salen)

RICHARD: Se pudrió el rancho…
EMILIO: Por culpa de ustedes… Bueno, vamos a llamar al encargado para solucionar este gran inconveniente…
TONY: Disculpe si lo ofendimos Señor Emilio… Y si, coincido en que hay que hablar con el encargado. Lo dejo tranquilo mientras llama al
encargado… nosotros nos vamos con mi hijo a la playa.
EMILIO: ¿Cómo?
TONY: Si. Tuvimos un viaje muy largo y no vemos la hora de pisar la arena. Y respirar la frescura marítima.
EMILIO: (Enojado) Pero tenemos que hablar con el encargado…
TONY: Quizás cuando vuelva. Necesito un poco de playa. Vamos hijo.
RICHARD: Si pa.
EMILIO: Pero ¡Espere! Ahí lo estoy llamando…
TONY: Bueno, llame tranquilo… cuando volvemos me cuenta que habló con el.
(SALEN RICHARD y TONY)
EMLIO: (Con el teléfono en la mano) Perooo… Hijo de una gran siete…. Pero ¡que irresponsabilidad! ¡Miralo! Miralo como se va… ¿Cómo va a
dejar todo asi? … encima dejó todas las valijas acá tiradas… Y este desgraciado que no me atiende… Me voy a volver loco. Me van a volver loco… Yo voy a terminar en un manicomio… Y pensar que le dije a Victoria que nos quedemos en casa… pero no. Insistió en venir a este infierno… Emilio Emilio… tenés que calmarte y pensar en frío… todo esto va a tener una solución. No te tenés que estresar… (Respira hondo y se calma pero de repente…) Ese enano desgraciado como la miraba a mi nena… y el otro… justo acá tenía que venir ese ex compañero de Vicky, ¡Que mala suerte la mía! … ¡ARGHHHHH!… Ya sé… le tiro las maletas por la ventana… Esta casa la alquilé yo… (Agarra una de las maletas y se acerca por la ventana y de repente se escuha que golpean la puerta). ¡Ah! Fantástico… ese debe ser el encargado que nos viene a recibir… Un poco tarde pero bueno al menos vino… Al fin una bien. (Sale y luego de unos segundos vuelve a entrar con Rafael quien lleva una canasta)
EMILIO: (Siendo lo más amable que su enojo le permite) Que bueno que vino Señor encargado. Esto es una locura lo que está pasando acá. (Saca el comprobante de su billetera)¿Me recuerda su nombre por favor?
RAFAEL: Digame Gafa nomás.
EMILIO: Como quiera. Disculpe que no recuerde su nombre. Mire, yo soy su inquilino, aquí tengo el comprobante de pago del depósito que le hice por el alquiler del departamento por esta semana. Y ya hemos tenido bastantes importunios… como por ejemplo lo lejos que queda el
estacionamiento, en la publicación no lo avisaban… y eso es algo importante para avisar de antemano, me parece a mi; luego el ascensor no
funciona, y las escaleras tienen poca iluminación…. Pero estas son cosas secundarias, el problema mayor que estamos teniendo es que en la casa hay otra persona que declara ser Inquilino de la casa también. (Rafael empieza a elongar sus musculos y se siente adolorido de la espalda) Yo no se si habrá sido un error suyo o este señor se equivocó de dirección… pero el caso es que, como verá, dejó todo su equipaje aquí en el living…(Lo ve quejarse del dolor de espalda) … disculpe, ¿Se siente bien?
RAFAEL: Si… me duele un poco la espalda nomas; esta canasta es muy pesada…Igual estoy bien. ¿No me da una bebida?
EMILIO: Si, como no… ya le traigo un vasito de agua.
RAFAEL: Disculpe, me apetece un buen vinito
EMILIO: (Descolocado) Si… como diga. (Le sirve) Vea, que este es un vino finísimo, para paladares muy exquisitos… no le voy a mentir que
cuando vi que lo tenía aquí, me sorprendió muchísimo. Generalmente la gente no tiene muy buen gusto pero usted… (Le da el vaso con vino)
RAFAEL: (Se lo toma de un saque y hace fondo blanco). ¡Más!
EMILIO: (Sorprendido) Como no… (Le sirve otra copa y Rafael vuelve a hacer fondo blanco) lo noto cansado… de todos modos, no me gustaría que nos desviemos del tema principal… El otro inquilino
RAFAEL: Más…. Si no es molestia.
EMILIO: No… para nada… pero me gustaría que podamos aclarar la situación…
(ENTRA VICTORIA)
VICTORIA: Hola, como está?
RAFAEL: Muy bien bella dama. ¿Y usted?
VICTORIA: Bien.
EMILIO: Bue! ¿alguien más le va a tirar los galgos a mi esposa?
VICTORIA: ¿Cómo?
EMILIO: Nada…
RAFAEL: Disculpe, ¿Dónde queda el baño?
EMILIO: Por ahí.
RAFAEL: Ya vuelvo. (Sale al baño)
VICTORIA: Veo que estás haciendo nuevos amigos.
EMILIO: No. Lo que menos quiero hacer es amigos.
VICTORIA: Quien es?
EMILIO: El encargado. Asi que voy a solucionar todo este problema, mientras que vos y los chicos, se la pasan tonteando por ahí. Como
siempre; yo soy el que tiene que solucionar todo, nadie piensa en mi.
VICTORIA: Bueno, por lo visto, parece que tenes pensado seguir quejándote. Pará un poco.

EMILIO: Y claro. Yo soluciono pero a la vez soy el ogro. El que se queja. Me la paso velando por mi familia, pensando en ustedes, en su bienestar, en todo. Accedí venir a este lugar, en contra de mis gustos, solo porque ustedes insistían en que querían venir a la playa. Pero nadie me consulto sobre lo que yo pensaba o quería.
VICTORIA: Si te consultamos. Pero vos siempre lo mismo. Siempre igual. Te queres quedar en casa… aburrido, sin hacer nada. Y nosotros no,
queremos disfrutar de un nuevo lugar, de la playa. Cambiar la rutina de lo que hacemos todo el año, aunque sea por una semana.
EMILIO: Ese es el punto. Yo no. No quiero cambiar mi rutina. Me gusta mi rutina. Me siento cómodo.
VICTORIA: Sos un egoísta. Porque yo si quiero cambiar esa rutina. Me cansa, y es muy desgastante hacer lo mismo todos los días…
EMILIO: Es bellísimo.
VICTORIA: Esta bien. Respeto lo que sentís., a pesar de no sentir igual a vos. Lo único que te voy a pedir es que no me arruines las vacaciones, ni a mi ni a los chicos. Vos hace lo que quieras. Nosotros vinimos a pasarla bien. Y vos no dejas de tirar mala onda desde que llegaste.
EMILIO: Para nada. Ustedes disfruten como quieran; yo voy a intentar disfrutar a mi manera, en cuanto solucione lo del propietario y este gran mal entendido
VICTORIA: Como quieras, ¿Me podrías dar las llaves del auto? Porque dejé mi cartera ahí… y necesito plata para comprar unas cosas preciosas que están vendiendo en la playa.
EMILIO: Si… pero no gastes… que todavía tenemos una semana más.
VICTORIA: ¡Emilio!
EMILIO: Está bien… disfruta. A tu manera. Pero se prudente(Le da las llaves, pero le cuesta).
VICTORIA: Gracias. (SALE)
EMILIO:… Asi cualquiera disfruta… Denme plata para comprarme todo lo que quiera y van a ver como me la paso con una sonrisa todas las
vacaciones… ¿Y este que no sale del baño? Un tipo raro, el propietario… (Mira la canasta) ¿Qué tendrá? (Sacá la manta que tapa el contenido y mira) Churros… (Agarra uno mirando que no salga Rafael del baño, y lo huele)…
(Rafael sale del baño y ve a Emilio con el churro en la mano)
RAFAEL: Disculpe, ¿eso es uno de mis chuGGos? (No le sale la “R”)
EMILIO: Eh no… discúlpeme…si… de su canasta… solo me dio curiosidad… (Lo vuelve a meter en la canasta)… ¿Cómo lo llamó?
RAFAEL: ¿A que cosa?
EMILIO: Lo que yo tenía en la mano.
RAFAEL: ChuGGo

EMILIO: ChuRRO
RAFAEL: PoG eso… eso que tenía en la mano eGa un chuGGo.
EMILIO: Ah. Si… por eso.
RAFAEL: (Algo enojado) Si… usted está pensando en lo coGGecto. Se me patina la eGGe (R)…
EMILIO: Ah no me había dado cuenta… Disculpe.
RAFAEL: (Patotero) ¿Tiene algún pGoblema?
EMILIO: No no ningún problema.
RAFAEL: (Patotero) PGoblema
EMILIO: Problema
RAFAEL: PGoblema.
EMILIO: Eso… pGoblema…. Y no. Está todo muy bien. No quise ofenderlo. Y le pido disculpa si asi lo hice.
RAFAEL: (Se pone simpático de repente) No; no se pGeocupe. Solo le estaba haciendo una bGoma. (se rie fuerte)
EMILIO: (Se rie de compromiso porque se asustó) Ah… que bueno… Me gustaría que hablemos sobre el alqu…
RAFAEL: Igual todavía tenemos un pGoblema.
EMILIO: ¿Cuál?
RAFAEL: El chuGGo.
EMILIO: Churro
RAFAEL: chuGGo
EMILIO: Claro… eso. ¿Y cual es el problema?
RAFAEL: El pGoblema es que usted me tocó el chuGGo.
EMILIO: No yo no le toque nada…
RAFAEL: Si. Yo salí del baño y lo vi con el chuGGo en la mano.
EMILIO: Ah eso… si . Le pido perdón por eso. Fue muy desubicado de mi parte.
RAFAEL: No se pGeocupe.. Lo peGdono.
EMILIO: Gracias.
RAFAEL: De nada… peGo como veGá… ese chuGGo que usted agaGGó, es un chuGGo que no voy a podeG vendeG.
EMILIO: No se preocupe. Yo se lo voy a pagar. (saca su billetera) No sabía que los vendía. ¿Cuánto es?
RAFAEL: Doce pesos c/u
EMILIO: ¡Epa! Un poco caro, ¿no le parece?
RAFAEL: No. No me paGece. Estos son chuGGos de pGimeGa calidad. Cuando lo coma me dice si le gustó.
EMILIO: (Le paga a desgano) Bueno, aquí tiene.
RAFAEL: Si, peGo tenemos otGa dificultad.
EMILIO: ¿Otra más?



RAFAEL: Si. Gesulta que usted volvió a poneG el chuGGo que usted tocó con sus manos sucias de nuevo en la canasta. Y el chuGGo sucio se peGdió entre los chuGGos limpios. ¿No ve?
EMILIO: Veo… pero bueno, tampoco tengo las manos sucias.
RAFAEL: Yo no se… no se que estaGia haciendo con esas manos antes que yo llegue.
EMILIO: Estaba a punto de.. (Mira las maletas) Bueno no importa…
RAFAEL: Me va a teneG que pagaG todos los chuGGos que tengo en la canasta.
EMILIO: ¡¿Qué?!
RAFAEL: ClaGo. Es la única foGma de que nadie se coma ese chuGGo inmundo que usted contaminó con esas manos sucias.
EMILIO: No lo contaminé. Tengo las manos limpias.
RAFAEL: Eso no lo sé. Lo siento, pero vas a teneG que quedaGte con todos… y pagaGlos obviamente.
EMILIO: (Con mucho desgano) Saca un fajo… cuanto es?
RAFAEL: (Hace cálculos) AyeG me quedaGon 2 chuGGos… dos y dos son cuatGo… cuatGo y dos son tGes… seis y dos son ocho… y ocho
dieciséis…. Si. ya lo tengo… seGian novecientos sesenta pesos.
EMILIO: ¡¿Qué?! Usted es un ladron…
RAFAEL: No… soy un simple vendedoG de chuGGos.
EMILIO: (Le paga y se queda con la canasta) Mas vale que me solucione lo de la casa porque sino vamos a tener un verdadero problema.
RAFAEL: PeGo paGa eso va a teneG que hablaG con el dueño de la casa.
EMILIO: Por eso… estoy hablando con usted.
RAFAEL: Ya veo. PeGo usted debe hablaG con el encaGgado.
EMILIO: ¿No es usted el encargado?
RAFAEL: No. ¿Quién le dijo eso? Yo solo soy un humilde vendedoG de chuGGos. Y además su vecino.
EMILIO: Ah no… yo lo voy a matar…
RAFAEL: ¿Al dueño?
EMILIO: No… ¡A USTED! (Lo empieza a correr por la casa)
RAFAEL: Nooo… espeGe un poco… calmese…
EMILIO: ¡Calmarme mis polainas! ¡Devuelvame mi dinero!
RAFAEL: Lo siento no puedo haceG eso… no hay devolución…
EMILIO: ¡Venga para aca!
RAFAEL: No… poGque usted me quieGe pegaG.
EMILIO: (Casi desquiciado) Esto era lo único que me faltaba…
RAFAEL: ¿Que cosa? ¿Los chuGGos?
EMILIO: ¡NO! ¡USTED! Usted era lo único que me faltaba… (Busca
algún objeto para pegarle a Rafael, pero no encuentra nada; entonces se saca un zapato y lo tiene en la mano) ¡VENGA! Venga que no le voy a hacer nada…
RAFAEL: (Asustado) Esto me lleva a los Gecuerdos de mi infancia…. Mi mama me decía lo mismo cuando me mandaba alguna…
EMILIO: ¡VENGA!
RAFAEL: Ni mamado. Ya se como teGmina esto si voy…
EMILIO: Lo voy a reventar…
RAFAEL: Nooo… calmese un pocooo! (Sale corriendo por la puerta y la canasta queda en el living).
(Emilio, queda cansado y muy enojado parado en mitad del escenario)
EMILIO: (Gritandole desde adentro) ¡Ya lo voy a agarrar! ¿Sabe lo que es usted?…. ¡usted es un CHOGGO! Digo, un CHORRO! …(Reflexiona) No puede ser que exista gente asi. Que tipo aprovechador… por eso estamos como estamos, por gente como esta…(Entran Victoria y Michelle, pero no las ve) ¡no me puede estar pasando todo esto! siento que todos los planetas se están alineando con las estrellas con el único y mórbido fin de cagarme la vida… (Suspira y las ve)
VICTORIA: Ok, vamos hija tu madre sigue con la misma actitud.
MICHELLE: Yo te lo dije ma.
(Se van)
EMILIO: (DESGASTADO) ¡Noooo! Esperen… No saben lo que pasó… (Con enojo) ¡Esta bien! Váyanse…. ¡Déjenme en paz! El único que
soluciona las cosas aca soy yo… y ya me pasaron muchas cosas malas… pero ¿saben que? … ¿saben una cosa? la tercera es la vencida. Eso quiere decir que lo próximo que me puede pasar tiene que ser algo positivo… algo bueno. Entonces (Saca su teléfono) Si lo llamo al encargado ahora, me va a atender y va a solucionar mi problema. (Llama…. Suena …. Suena…le contestan del otro lado)… ¿Hola? Hola que tal como esta? …. ¡Uf! Que bueno que me puedo comunicar con usted… estuve toda la mañana tratando de hablarle… si, resulta que estamos teniendo un grave problema… si… eh… no lo escuche bien… disculpe, ¿Cómo dice?…. no lo escucho…. (Mira su teléfono)… No puede ser… (Mira al frente) ¡ME QUEDE SIN BATERIA!

APAGON

SEGUNDO ACTO

(Se nota desorden, ropa tirada en el piso, una maleta abierta; y Emilio sentado en el sillón comiéndose un churro con cara de poker y la mirada perdida)

(ENTRAN VICTORIA, MICHELLE y CRISTIAN y ven todo el desorden)
CRISTIAN: Parece que tuviste una tarde agitada pa.
MICHELLE: ¿Papa? ¿Una tarde agitada? Debe haber estado persiguiendo un mosquito…
VICTORIA: ¿Emilio? ¿Que hacés? ¿Que es todo este desorden?
EMILIO: Estoy acá sentado. Comiendome un churro.
VICTORIA: Ya veo…
EMILIO: (Con esperanzas renovadas) Los estaba esperando… Cristian… ¿me prestás el cargador de tu celular por favor? Urgente…
CRISTIAN: No puedo pa. Parece que me lo olvidé en Buenos Aires, en casa.
EMILIO: ¿En serio? Nunca te separás de tu teléfono… y si lo hacés nunca estás tan tranquilo…
CRISTIAN: Si… pero la verdad es que la pasamos tan bien que ni pensé en el celular. Y me gustó. De hecho, no voy a tocar el celular hasta que terminen las vacaciones… se lo prometí a Tony. (Todos lo callan).
EMILIO: ¿A quien?
MICHELLE: (Tratando de cambiar el tema) A nadie pa… (lo abraza) ¡Cómo te extrañé!
EMILIO: Que cariñosa que estás… pero ¿A quien le prometiste?
CRISTIAN: (Cambiando de tema) ¡Papá! Que egoísta… Esperaste a que nos vayamos para comer churros.
EMILIO: No. Ahí tienen en la canasta si quieren. Hay muchos. Agarren los que quieran.
CRISTIAN: ¿En serio?
VICTORIA: ¿Los compraste vos?
EMILIO: Si. Compré un par de churritos.
CRISTIAN: ¡Fa! ¡Hay un montón de churros!
EMILIO: Compartí con tu hermana y no seas angurriento.
VICTORIA: ¿Emilio estás bien?
EMILIO: Si… estoy fantástico. ¿No me ves? Encima, justo ahora que necesito de la ayuda de este pibe, decide convertirse a la comunidad Amish y alejarse de la tecnología.
MICHELLE: ¿Para que necesitas el cargador?
EMILIO: Para enredármelo al cuello y ajustar… ¿Para que lo voy a necesitar?
MICHELLE: Ay papa… es obvio que para cargar tu celu… pero, ¿Por qué el de Cristian? ¿Y el tuyo?
EMILIO: No tengo la más pálida idea… como verás, busque en todos los rincones de mi valija…
CRISTIAN: Bolso.

EMILIO: Y no lo encontré. Creo que, como Cristian, lo deje en Buenos Aires.
CRISTIAN: (Comiendose uno) ¿Y los churros?.
EMILIO: Se los compre a un vendedor ambulante.
MICHELLE: ¿Bajaste a la playa pa?
EMILIO: No. Vino hasta acá… lo hice pasar tomamos unos vinos, conversamos un rato y se fue.
VICTORIA: Podrías dejar de ser tán irónico ¿no?
EMILIO: No estoy siendo irónico. Es la verdad. Pasó eso.
VICTORIA: Son muchos churros. ¿Cuanto los pagaste.?
EMILIO: Casi mil pesos.
VICTORIA: Boé… después no queres que yo gaste… y vos te compras una canasta llena de churros.
EMILIO: No… no los compré queriendo hacerlo…
VICTORIA: Bueno chicos, ¿me ayudan a juntar todo esto?
CRISTIAN y MICHELLE: Si ma. (Se ponen a juntar toda la ropa y a guardar en el bolso)
(ENTRAN RICHARD Y TONY)
TONY: (En tono de complicidad) ¡Hola a todos! Tanto tiempo.
RICHARD: Hola de nuevo. Mishi, te olvidaste tus lentes en la playa.
MICHELLE: Gracias.
EMILIO: ¿Y ustedes que hacen acá?
TONY: Es que vivimos acá… o te olvidás que también estamos alquilando la casa.. (Se queda en silencio con cara de haber metido la pata) Disculpen, pensé que ya habían hablado.
EMILIO: No.. Un momento… ¿con quien había que hablar?
VICTORIA: Con vos Emi.
EMILIO: ¿Qué pasa acá? Acá hay algo que huele muy mal…
CRISTIAN: Esta vez yo no fui eh.
MICHELLE: No habla de vos tonto…
CRISTIAN: Ah cierto… habla de “La charla “.
EMILIO: ¿Qué charla? ¿Qué papá? Diganme ya mismo que pasa que me vuelvo loco.
VICTORIA: Bueno querido… como vos sabrás hoy nos fuimos a la playa.
EMILIO: Si, y yo me quede acá como un tonto tratando de solucionar todo.
CRISTIAN: Pero no solucionó nada.
MICHELLE: Callate.
VICTORIA: Bueno, en la playa nos encontramos con Tony y Richard.
EMILIO: ¿Tony y Richard? …
VICTORIA: Si.Ellos… los otros inquilinos.
EMILIO: Los usurpadores.
VICTORIA: Inquilinos. Bueno, estuvimos todo el día juntos.



EMILIO: ¿Quién?
VICTORIA: Nosotros
EMILIO: Ustedes tres.
VICTORIA: Cinco.
EMILIO: ¿LA PASARON TODO EL DIA CON ESTOS DOS?
MICHELLE: Si pa…
CRISTIAN: Y no sabés que bien la pasamos… Nos metimos al mar, jugamos al vóley, luego nos anotamos en un torneo…
MICHELLE: Tony es un verdadero profesional jugando.
TONY: No chicos. Los campeones son ustedes.
VICTORIA: Pero si los eliminaron en el segundo partido.
TONY: Pero para mi son unos campeones.
CRISTIAN: Hacía mucho que no me divertía asi.
RICHARD: Si. Y todo porque dejaste de lado la tecnología… Dejar las redes sociales por las interacciones sociales.
TONY: Me lo prometiste..
EMILIO: ¿Qué es todo esto? ¿Qué le prometiste?
CRISTIAN: Dejar de usar el teléfono en las vacaciones. Tendrías que hacerlo pa… es muy desestresante.
EMILIO: ¿Qué? ¿Qué le hicieron a mi hijo? ¡DEVUELVANMELO!
VICTORIA: Emilio, Cristian hizo un gran paso… Algo que hace mucho tiempo no logramos. Y Tony nos ayudó a lograrlo.
TONY: En realidad, el mérito es exclusivamente de el … y de ustedes sus papas. Tienen unos hijos maravillososos… ¿Vamos hijo? ¿Todavía sigue en pie la idea de hacer un fogón nocturno en la playa y tocar nuestras canciones?
RICHARD: Por supuesto pa. Vamos.
EMILIO: Bueno bueno bueno… Asi que se la pasaron de joda con estos dos impostores… Todo muy lindo pero se acabó se tienen que ir.
MICHELLE: No papá.
CRISTIAN: Queremos que se queden.
EMILIO: Pero… Traidores… ¿Vos también pensás defenderlos?
VICTORIA: Yo no pasé el día con ellos. Yo me fui a caminar por la playa y ellos se quedaron en la carpa que alquilamos.
MICHELLE: Ellos justo alquilaron la carpa de al lado…
EMILIO: Ah menos mal que este no pudo coquetear con vos…
MICHELLE: Terminala con los celos queres?… cuando volvi de caminar los chicos me contaron lo bien que lo habían pasado y…
EMILIO: ¿Y que?
VICTORIA: Pensé que sería una buena idea…
EMILIO: No los conocemos Victoria… no sabemos quienes son, que hacen…
VICTORIA: Los chicos ya estuvieron averiguando…
CRISTIAN: Pa, no te preocupes… Tony es profesor de Filosofía…
EMILIO: Es un hippie.
CRISTIAN: Un profesor… además es bombero voluntario, colaborador de Greenpeace, y trabaja como voluntario en un refugio de perritos
abandonados junto con su hijo Richard.
MICHELLE: Richard estudia para ser Veterinario, tiene una debilidad por los animalitos… ¿No es un tierno?
EMILIO: No. No es un tierno. Es un hippie ladrón… Igual que su padre… Son dos delincuentes disfrazados… seguro que es todo una fachada para robarnos…
MICHELLE: No papá son dos personas que tratan de hacer el bien en el mundo… quieren mejorar el planeta.
EMILIO: Dejá de decir tonterías nena…
CRISTIAN: Yo quiero que se queden en casa pa. Por primera vez estoy conociendo un mundo nuevo fuera de la tecnología… y creo que me está gustando… me siento mejor.
MICHELLE: No es un mundo nuevo… es el mundo real…
CRISTIAN: Callate chica Greenpeace… Seguro que te gusta porque defiende a los monos… tu verdadera familia.
MICHELLE: El único mono aca sos vos…
CRISTIAN: Nooo… ya sé ahora me cierra todo… ya se porque te gusta este chico Richard, y ya se por que te quiere…. Porque el quiere a todos los animalitos… Además, en vos ve a una futura paciente para practicar…
MICHELLE: ¡Callate tonto!
EMILIO: ¡Basta los dos! Acá a nadie le gusta nadie. Y nadie se va a quedar aca en la casa mas que nosotros.
VICTORIA: Emilio… ¿Podemos hablar en privado?
EMILIO: Si…
(EMILIO y VICTORIA SALEN POR EL DORMITORIO)
CRISTIAN: (Sentandose en el sillón) Fa, no sabés cómo me duele el brazo…
MICHELLE: Y… es la primera vez que haces algún tipo de ejercicio…
CRISTIAN: Eso no es verdad… en el colegio tenia Educación Física.
MICHELLE: Nadie hace anda en Educacion Fisica. Además siempre te la llevaste… creo que todavía la tenés previa de tu último año.
CRISTIAN: No… Tengo todo aprobado queridita… pero hablando de Educación física… ahora me duele todo. Creo que me voy a dar una ducha para relajar un poco el cuerpo. (Sale por el baño)
(ENTRA RICHARD)
MICHELLE: Richard.
RICHARD: Mishe.

MICHELLE: ¿Y tu papa?
RICHARD: Está en la playa haciendo el fogón… desde hace semanas que venimos hablando de todo lo que íbamos a hacer en la playa… y hoy es la fogata a la luz de la luna.
MICHELLE: Que divertido.
RICHARD: (Meláncolico) Si… (Cambia de tema) Y al final, ¿Pudiste hablar con tu papa?
MICHELLE: (Asustada) ¿De que?
RICHARD: (Buscandolo) ¿Dónde está?
MICHELLE: En el dormitorio… hablando con mi mama (RICHARD LE DA UN BESO) ¡Rick! Nos puede ver alguien…
RICHARD: ¿No le contaste a tu papá no?
MICHELLE: ¿Eso me preguntabas? No… ni mamada… se puso como loco cuando le dijimos que queríamos que ustedes se queden. Si le llegaba a contar de lo nuestro le puede dar un ataque. Nadie se puede enterar de esto.
RICHARD: ¡Que cuida que es tu viejo eh!
MICHELLE: Si… demasiado. O sea, es mi papá y lo amo como tal. Pero a veces me hace enojar tanto… me entristece. Porque en esa estructura que el tiene, siempre terminamos sufriendo nosotros. El la pasa bien, porque es su forma de ser… No sabés lo mal que la pasé en la secundaria…
RICHARD: ¿En serio? ¿Por?
MICHELLE: Porque mis amigas siempre hacían de todo.. lo normal… lo que cualquier padre normal hubiera autorizado en sus hijos. Iban a bailar, a los cumpleaños que se hacían en la casa de alguna, hacían piyamadas… Pero a mi nunca me dejaban ir… Nunca tenía permiso para juntarme con las chicas. Papá pensaba que así me estaba cuidando de los problemas, del mundo…. Pero que equivocado que estaba. Asi me fui quedando sin amigas…
RICHARD: Por no salir con ellas… que tontas.
MICHELLE: No Richi… no eran malas. Las entiendo y cualquiera hubiera hecho lo mismo. Conmigo no podían compartir nada mas que el colegio. Yo no podía tener amigas gracias a esto. Solo compañeras de estudio. Nada más. Creo que yo hubiera hecho lo mismo… pero inconscientemente… Imaginate que jamás fui a un cumpleaños. Y ahora con 18 años no tengo a nadie.
RICHARD: ¿Cómo que no?
MICHELLE: Si. No tengo ningún amigo.
RICHARD: Bueno, yo soy tu amigo.
MICHELLE: No, vos sos más que amigo…
RICHARD: (Le da un beso) Suena a que tu adolescencia fue un poco aburrida.

MICHELLE: Si. Y ni te cuento de la pollera de la escuela lo que fue. Parecia un vestido… mucho más debajo de las rodillas.
RICHARD: Bueno… Igual seguro que te veias hermosa.
MICHELLE: Si. Parecía una monja.
RICHARD: (Se ríe) Bueno, pero seguro que a siempre le gustaste a los chicos… porque sos preciosa.
MICHELLE: La verdad no lo se. Nunca salí con nadie.
RICHARD: (Se rie un poco mas fuerte pensando que es un chiste hasta que se da cuenta que no) ¿En serio?
MICHELLE: Si.
RICHARD: ¿Nunca tuviste un novio?
MICHELLE: ¿Estás loco? Mi papa estaría preso por doble homicidio…. Primero mataría al chico y luego a mi.
RICHARD: Que intenso que suena tu papa.
MICHELLE: No te imaginás. Pero es bueno. Es un buen hombre.
RICHARD: No lo dudo.
MICHELLE: Pero a veces me gustaría que sea un poco más flexible en algunas cosas…
RICHARD: Si…. Igual, yo diría que no le contemos nada de lo nuestro. No creo que le guste que empezamos “algo” teniendo solo “un dia” de
conocernos.
MICHELLE: Me parece una excelente idea.
RICHARD: (Beso) Bueno, me voy… (Se esta por ir y se vuelve) ¿Mishe, no te gustaría venir a la playa con mi papa y conmigo?
MICHELLE: No me dejarían ir sola ni loca.
RICHARD: No, digo toda tu familia.
MICHELLE: Si. Sería fantástico. Pero hay que ver si quieren ir… especialmente… papá.
(ENTRAN VICTORIA y EMILIO discutiendo)
EMILIO: ¡Victoria estas loca!
VICTORIA: Más loco sos vos y te vengo aguantando hace años…
EMILIO: Claro… ahora me decis que siempre me “aguantaste”… vos me conociste así… y siempre me quisiste asi…
VICTORIA: Nunca dije que no te ame. Solo que me cansé de tu rigurosidad. No se puede vivir asi. Yo pensé que viniendo acá íbas a aflojar
un poco con toda tu estructura pero no… al contrario. Nunca me das nada… nunca una sorpresa…
EMILIO: No me gustan las sorpresas.
VICTORIA: Un gesto romántico…. como los que me hacías cuando estábamos de novios.
EMILIO: Estamos casados Vicky… Esos fueron gestos para conquistarte…
VICTORIA: Ah bueno… fue todo fingido…



EMILIO: No… fueron sinceros…. Yo te amaba y te amo… pero esos gestos no son la clave del amor… el amor va por otro lado, por cuidarte,
velar por vos y por los chicos.
VICTORIA: Si. El amor es eso. Pero también es mucho más. Y esos “gestos” a los que te referís para mi son muy importantes…
EMILIO: Para mi no.
VICTORIA: Bueno… no te banco más. Me voy a dormir porque no quiero escucharte más… (LOS VE A MICHELLE y RICHARD) Ah chicos,
perdón… no sabía que estaban acá…
EMILIO: ¿Ustedes dos solos? ¿Qué hacían aca? ¿Qué hacés vos acá?
RICHARD: Disculpe Señor Emilio, no quiero que piense mal…. Solo vine porque con mi papa vamos a hacer un fogón en la playa, y vine a buscar la guitarra…
EMILIO: Claro, ahora son Verano del 98… Hippies y guitarras… No es una buena combinación.
RICHARD: Papá es un excelente guitarrista… y es algo que nos une mucho como familia.
VICTORIA: Que bueno que tengan actividades como familia (Ironica a Emilio)… Nosotros no tenemos esa suerte.
RICHARD: Bueno, también se nos ocurrió con papa, que podíamos invitarlos, si es que tienen ganas…
MICHELLE: Ay ma, que buena idea… ¿no?
EMILIO: (Se rie ironico) Claaaaro… como no… (Haciendo burla cambiando la voz) Esperenme, esperenme ahí voy a tocar la guitarrita…
voy a cantar con los niños scouts… (Se rie)
VICTORIA: (Enojada) Que desubicado que sos… ¿Sabes que? Me parece una excelente idea.
EMILIO: Claro que s… ¡espera! ¿Qué dijiste?
VICTORIA: Lo que escuchaste… ¿Vamos Miche? ¿Y tu hermano?
MICHELLE: Se está bañando… No creo que quiera venir. ¿Vamos?
VICTORIA: Vamos.
(Salen VICTORIA, MICHELLE y RICHARD con la guitarra)
EMILIO: Esto era lo único que me faltaba… Además de usurpadores de casas… son usurpadores de familias… Está bien que se vayan… voy a
disfrutar de mis vacaciones SOLO. (Se sienta y prende la tele con el control) Voy a ver un poco de tele… alguna buena película…
TELEVISION: (VOZ MASCULINA con la música de los Martín Fierro)
HOMBRE: “… Quiero agradecer a todos los que me acompañaron, pero nada de esto hubiera sido posible sin mi FAMILIA, a quienes quiero
agradecer profun…-CAMBIA DE CANAL-
(DOCUMENTAL)
HOMBRE:… “En esta nueva edición de Conociendo al Hombre, tenemos un tema muy especial… LA FAMILIA y los efectos postivos de tener una FAMILIA UNIDA…
-CAMBIA DE CANAL-
(MUSICA DE NOTICIERO)
PERIODISTA: ¿Qué fue lo que paso?
MUJER:…. Nos robaron todo…
HOMBRE: Fue todo muy rápido.
PERIODISTA: ¿Qué fue lo que le robaron de más valor?
HOMBRE: Muchas cosas… pero lo más importante de todo no es algo que nos puedan robar…. Nuestra FAMILIA, mientras sigamos unidos no hay nada más importan….
-CAMBIA DE CANAL-
(PASTOR BRASILERO)
PASTOR (con tonada brasilera): …Ya no sufra más, cuando tenga problemas, vaya con quienes siempre estarán ahí…. Dios se manifestará
en su FAMILIA, ellos…
APAGA EL TELEVISOR.
EMILIO: (Parándose) Bueno… esto de ver televisión no es una buena idea… mejor me voy a ir a dormir…
(ENTRA CRISTIAN DESDE EL BAÑO CON UNA TOALLA TAPANDOSE)
CRISTIAN: Pa, ¿Qué hacías? ¿Todo bien?
EMILIO: (Miente) Si….
CRISTIAN: ¿Seguro?
EMILIO: No.
CRISTIAN: ¿Qué pasa pa?
EMILIO: La pregunta correcta creo que sería… ¿Qué NO pasa? Porque está pasando de todo. Es tu madre… es todo. Pareciera que no me
conocieran.
CRISTIAN: ¿Por qué decís eso?

EMILIO: Tan solo mirá a tu alrededor… desde que llegamos que me pasa de todo. Tengo mucha mala suerte o no se como llamarlo…
CRISTIAN: ¿Karma?
EMILIO: No, no es karma. Para tener karma, uno tiene que hacer algo antes para merecer lo que recibe… la ley de causa y efecto. Y yo no hice nada para merecer nada de esto. Es como si las estrellas se alinearan con todos los planetas en sus orbitas, con el simple, único y mórbido fin de cagarme la vida. Es como si hubiera una fuerza del mal velando para que yo la pase mal y sufra.
CRISTIAN: Que espiritual que te pusiste papá… Pero yo te pregunto, ¿Estás seguro que no hiciste nada para merecer lo que está pasando?
EMILIO: Por supuesto.
CRISTIAN: ¿Y si ese es el problema?
EMILIO: No te entiendo.
CRISTIAN: Claro. Eso mismo. Las cosas “te salen mal” sin que hagas nada para que suceda asi. ¿Y si ese es el problema? Que no hagas nada para que las cosas salgan bien… Para que todo esté bien. No alcanza con no hacer nada malo… Mira viejo, hay muchas formas de “meter la pata”… Una de ellas es… METIENDO LA PATA, mandándose la cagada…
EMILIO: La boca Cristian.
CRISTIAN: Perdón. Y la otra forma es haciendo nada. Y es una de las formas más comúnes de caga…(Se corrige) de meter la pata… No hacer
nada para que las cosas estén bien. (Se pone filosófico) Y ojo, que no estoy diciendo que hay que forzar las cosas y hacer por obligación. No, va más alla de eso… consiste en disfrutar de la familia; disfrutarla al máximo en cada situación o circunstancia que la vida presente.
EMILIO: (Asombrado por el razonamiento de su hijo) Que bien que te hace no usar el teléfono. Sos más… humano.
CRISTIAN: (Se rien) Yo soy siempre el mismo. Solo que nunca hay tiempo para charlar. Y no es que quiera echar leña al fuego, pero siempre
estás de mal humor u enojado… y así no dan ganas de conversar con vos. Por eso me la paso con el teléfono.
EMILIO: Es que hay cosas que realmente me molestan.
CRISTIAN: Casi todo te molesta papa.
EMILIO: (Enojandose) Eso no es… (Se da cuenta y se calma) verdad.
CRISTIAN: Pero no te digo esto para que te sientas mal. Solo quiero que sepas que te amo y que siempre vas a aser mi papa , por más gruñon que seas; pero que lindo sería que podamos compartir más cosas juntos.
EMILIO: Si hijo. Tenés razón. Me perdí de tantas cosas en este tiempo por estar enojado.
CRISTIAN: Si. Y nosotros también. Pero todavía nos queda tiempo para disfrutar de estas vacaciones ¿no?

EMILIO: Si. En cuanto hable con el encargad… (Cristian lo mira) No, tenés razón. No tengo que dejar que las circunstancias me impidan
disfrutar de mi familia. Tengo que controlar mi temperamento… Tengo que dejar de…
CRISTIAN: Enojarte.
EMILIO: Eso mismo. No voy a enojarme más. Te prometo que hasta que terminen las vacaciones no me voy a volver a enojar.
CRISTIAN: ¿Con nada?
EMILIO: Con nada. Es más, vamos a compartir más cosas juntos por más que no sean de todo mi agrado.
CRISTIAN: Me parece muy bien.
EMILIO: ¿Me perdonás por haber sido tan tonto?
CRISTIAN: Si papá. (Se abrazan)
EMILIO: A partir de hoy nace un nuevo Emilio… Escuchame hijo, los otros inquilinos están haciendo un fogón en la playa… ¿te gustaría ir?
CRISTIAN: Papa, ¿No vas a ir y hacer un papelón no?
EMILIO: No. Quiero enmendar las cosas. Yo se que no va a ser fácil. Pero lo voy a hacer.
CRISTIAN: Pero, ¿mama y Michelle? ¿Las vamos a dejar solas aca en la casa?
EMILIO: No, ellas están allá…
CRISTIAN: Bueno dale. Vamos.
EMILIO: Dale. Y te garantizo que estas van a ser las vacaciones más divertidas que jamás hayamos tenido, sin enojos y sin mal humor… y lo
más importante… ¡en Familia! ¡AL FOGÓN! (Suena de fondo la música de “ LA LA LA LA …Nada nos puede pasar”
APAGON

(Vuelve la luz a medias –Luz tenue- y no hay nadie en escena. Todo está en silencio- Todos están durmiendo) ENTRA VICTORIA con una bata –recién se levanta- con el mate, y un churro, y se sienta en el sillón a prepararse unos mates. A los pocos
segundos entra Michelle en Piyama, despeinada y media dormida.
VICTORIA: Buen día Hija.
MICHELLE: (Dormida y de mal humor) Si. Hola.
VICTORIA: (Resignada y reflexiva) Adolescentes. ¿Habrá algún adolescente que no se despierte de mal humor?… ¿Cómo estás querida?
¿Qué haces despierta tan temprano?
MICHELLE: Cristian mamá… ronca mucho. Por eso, en casa tengo cuarto propio y no tengo que compartirlo con ese engendro.
VICTORIA: Se rie… Bueno che, que malhumorada. Te pareces a tu papa.

MICHELLE: Uf…
VICTORIA: Aunque ayer fue algo extraordinario… muy fuera de lo común. Tu papá vino al fogón… y no solo eso… estaba de buen humor, si
bien, se veía reacio a fomentar una relación con Tony y su hijo, le puso onda al menos, la pasamos bien …¿no?… Creo que la última vez que lo vi así fue hace muchísimo tiempo… Realmente me sorprendió…
MICHELLE: (Aun dormida) Guau…
VICTORIA: Vos no sabés lo que era tu papá… era un chico… felíz. Eso… irradiaba felicidad, pero no te hablo de esa gente que anda publicando estados positivos en Facebook, mandando cadenas por whatsapp con frases de libros de autoayuda. No, te hablo de una felicidad genuina, real, interna. Cuando hablaba con él, reconocía en sus ojos que era una persona feliz. No puedo explicarlo, solo que era lo que me transmitía. Cuando me invitó a salir, nuestra primera cita, estuvimos todo el día juntos. Pero no porque lo planeamos. Se iban dando cosas para hacer. Empezamos tomando unos mates en un parque… eso llevó a viajar por la ciudad, entrar a un museo, almorzar en la costanera… Todo el día juntos. Y no nos aburrimos. En ese momento, supe que el era especial, que el me daba ganas de tener ganas. Me motivaba a querer hacer cosas. Era inspirador. Luego, la vida con su rutina nos llevó a… no se… apagarnos. El sentido de la responsabilidad se apoderó de la razón. Se acabaron las ganas. Era más importante cumplir con la responsabilidad de mantener una familia económicamente, el alquiler, el trabajo, la comida que el mantener la llama encendida. No digo que no sea importante eh. Solo digo que hay que saber encontrar el equilibrio. Nosotros no lo encontramos. .. y el se convirtió en un aburrido… se acomodó en la rutina. La responsabilidad lo consumió… le
dejaron de gustar muchas de las cosas lindas que tiene el mundo… el ir a un parque, tirarse en el pasto, disfrutar el sol, la arena… el aire libre. Pero aún asi, yo lo amo a tu padre. Y todavía mantengo intacto ese recuerdo de lo que es… siempre que lo veo a los ojos veo en el a aquel chico felíz que me enamoró con su entusiasmo y sus ganas. Con su forma de ser.
MICHELLE: Claro.
VICTORIA: En fín, ayer vi un destello de lo que el era. ME gustó mucho lo de ayer.
MICHELLE: Si. Muy lindo.
VICTORIA: ¿Y vos? Te veo muy entusiasmada con ese chico… Richard.
MICHELLE: (Se despierta de repente) Este…. No… si… va, es macanudo.
VICTORIA: (Risueña) ¿Macanudo?
MICHELLE: Si. Macanudo. Simpático. Copado
VICTORIA: Lindo.
MICHELLE: Claro… digo no… va, si. Pero…



VICTORIA: No te preocupes. No me cuentes nada. Solo te digo que vayas despacio… conócelo bien antes de que te enganches más. Cuando una se enamora de alguien, es preferible que sea con alguien que le haga a uno bien… Alguien que te eleve, que te haga ser mejor.
MICHELLE: Si mama. Estoy teniendo cuidado.
VICTORIA: Ya lo se. Sos muy especial hija. Y el parece buen chico. Y la verdad que parecen buenos. Me pareció muy prudente de su parte el haber alquilado un hostal para pasar esta noche, al menos hasta que se resuelva lo de este alquiler…
MICHELLE: Si. Creo que a papa lo dejo mas tranquilo eso.
VICTORIA: Si. El nos cuida mucho.
MICHELLE: Ya lo se. Demasiado a veces. Es muy cuida.
VICTORIA: No me refería a ese tipo de cuidado. (Se rie)
MICHELLE: Gracias por el consejo ma. Bueno, me voy a dar una ducha porque tengo que salir.
VICTORIA: ¿A dónde?
MICHELLE: A tomar unos mates a la playa con Richard…. Me das permiso, ¿no?
VICTORIA: Si. Pero no tardes.
MICHELLE: No ma.
(Sale al baño)
ENTRA EMILIO con una bolsita en la mano
EMILIO: Buenos días a la flor más hermosa de este jardín. (La besa)
VICTORIA: (Sonrojada) Buenos días.
EMILIO: Mi vida… pero no comas esos churros que son de ayer… ya deben estar viejos… te traje estas facturas… de las que a vos te gustan.
Medialunas de grasa y tortitas negras…
VICTORIA: Pero están buenos eh… solo tienen un día de estar hechos… además hay un monton. Compraste muchos ayer…
EMILIO: No me hagas acordar… Pero, igual comamos estas facturas… recién hechas.
VICTORIA: Pero ¿Por qué compraste? Que raro vos no queriendo ahorrar
EMILIO: Me di cuenta que hay cosas igual de importantes que ahorrar… y que había descuidado.
VICTORIA: Bueno, de eso quería que hablemos Emilio.
EMILIO: ¿De que?
VICTORIA: Todavía sigo enojada.
EMILIO: Que raro.
VICTORIA: Pero … gracias. Gracias por haber venido ayer al fogón. Yo se que no es lo que más te agrada.
EMILIO: Bueno… te voy acontar.

VICTORIA: ¿Qué cosa?
EMILIO: Ayer hablé con Cristian. Me ayudo a ver y darme cuenta de algunas cosas.
VICTORIA:¿ Cristian?
EMILIO: Si… le hace bien dejar el celular. Es todo un pensador.
VICTORIA: Ya veo.
EMILIO: Y después de una linda charla le prometi que no me iba a volver a enojar en las vacaciones.
VICTORIA: Una buena promesa.
EMILIO: Si. Y que además iba a ponerle onda a todo lo que hagamos.
VICTORIA: Ah. Que bueno.
EMILIO: Si… y no te haces una idea del esfuerzo que estoy haciendo por no preocuparme por todo lo que está pasando….
VICTORIA: ¿Qué está pasando?
EMILIO: (Enojandose y simulando alegría) ¿Cómo que está pasando? … de todo…. El encargado no me atiende el bendito teléfono… y si bien esta gente accedió a pasar la noche en otro lugar, hoy van a volver… porque no pueden pagar otro lugar por todas las vacaciones, y es entendible porque ya alquilaron este lugar al igual que nosotros…. Y no me los banco….(Se da cuenta de su comentario negativo) A LA SITUACION NO ME LA BANCO… (Sobreactuado) de lo que debe estar pasando esa pobre gente…
VICTORIA: Y si… pobres… pero bueno se pueden quedar con nosotros… hay un cuarto vacio y se pueden quedar ahí….
EMILIO: ¡NO! Digo…. No nos precipitemos en tomar una decisión… esto quizás se solucione antes… voy a seguir llamando al encargado. Para ver si se soluciona… Luego, la relación de Michelle con ese chiquito no me gusta nada… el es muy… hippie…
VICTORIA: ¿Y eso que tiene de malo?
EMILIO: TODO…. (Se corrige) TODO esto me preocupa un poquito…
VICTORIA: Pero parece un buen chico.
EMILIO: Claaaaro…. MUY BUENO…
VICTORIA: No te gusta, ¿No?
EMILIO: No.
VICTORIA: Bueno, no tiene porque gustarte todo.
EMILIO: Gracias.
VICTORIA: Lo único que te pido es que no hagas ninguna escena papelonera, como soles hacer.
EMILIO: No te preocupes amor. Hice una promesa y estoy dispuesto a cumplirla. NO MAS ENOJOS.
VICTORIA: Muy bien.

(SUENA EL TIMBRE)
EMILIO: (Acercandose a la pata del escenario) ¿Quién es?
RAFAEL: (En off) ¡Hola Vecino! Soy Gafael…
EMILIO: ¡VOS! Te voy a mat… (La mira a Victoria)… preguntar… ¿Qué necesitas?
RAFAEL: Es que estoy vendiendo unas pulseGas de playa, anillitos, cosas muy lindas que le pueden gustaG.
EMILIO: Noooo… gracias no queremos nada de usted…
VICTORIA: Ay… me encantaría ver lo que tiene…
EMILIO: Pero amor no me parece una buena idea…
VICTORIA: A mi si… por favor… además muy considerado de su parte acercarse a nuestra casa. Un buen vendedor que viene a ofrecernos sus
productos a la puerta de casa.
EMILIO: Si. Muy considerado. Bueno… (SALE A ABRIR)
(ENTRAN EMILIO y RAFAEL con un bolsito con pulseras y chucherías)
RAFAEL: Buenos días bella dama (Le besa la mano)
EMILIO: Bueno… Ya está… muestrenos que es lo que tiene.
VICTORIA: Por favor.
RAFAEL: Si como no. (Saca a lgunas cosas y Victoria se pone a ver) Solo le queGuia pediG disculpas poG la situación de ayeG.
EMILIO: Ya está no se preocupe.
RAFAEL: Es que usted vio lo difícil que está la situación. Y Uno a veces tiene que tomaG cieGtas medidas para podeG manteneGse.
EMILIO: Entonces está aceptando que ayer no se comporto como debería haberlo hecho. No fue muy honesto de su parte lo que hizo ¿No?
RAFAEL: No. No me GrefeGia a eso. Eso estuvo muy bien… Una venta genial fue. ME GefeGia a que no les di la bienvenida a ustedes como mis nuevos vecinos.
EMILIO: Yo te mato…
VICTORIA: Disculpe, ¿cuanto sale esta pulsera?
RAFAEL: Esa pulseGa es de oGo puGo… sale $500
EMILIO: ¡EPA! Pero que caro che….
RAFAEL: No… caGo no. Es una promoción, compGando esa pulseGa le queda un descuento en los vestidos del 50%…
VICTORIA: ¿En serio?
EMILIO: No descuento no…. no hay mujer que pueda resistirse a eso.
RAFAEL: Oh siii… ¡un gGan descuento!
VICTORIA: (Emocionada) ¿En serio?
RAFAEL: Si… aquí tiene los vestidos de playa en este bolso… (Se lo da y ella se pone a ver)
EMILIO: Eso fue un golpe bajo.



RAFAEL: La venta, es impiadosa amigo. No tiene piedad ni miseGicoGdia.
EMILIO: Tampoco la voy a tener con usted si no se va ahora mismo.
(EMILIO Y RAFAEL SE MIRAN CON ODIO)
RAFAEL: Los descuentos y la playa son la foGmula peGfecta de una venta aseguGada.
EMILIO: No necesito que venga a dar clases de venta…
VICTORIA: Amor, ¿no es lindo este?
EMILIO: Si mi vida. Precioso.
VICTORIA: ¿Lo podemos comprar?
EMILIO: ¿No te gustaría ver otras cosas antes? EN otros lugares… otros vendedores…
RAFAEL: Yo tengo las mejoGes descuentos del lugaG… además, estos descuentos…(Pone suspenso y Victoria se asombra cada vez más) son…
EMILIO: Nooo
RAFAEL: solamente…
EMILIO: Ni se le ocurra…
RAFAEL: PoG el dia de…
EMILIO: No por favor…
RAFAEL: De HOY!
EMILIO: NOOOO.
VICTORIA: SIIIII. Lo llevamos.
EMILIO: La perdi.
RAFAEL: (Le da la pulsera y el vestido) Muy bien y que bello le va a quedaG.
VICTORIA: Gracias señor. Es usted muy amable.
EMILIO: (Ironico) Es muuuy amable. (Mientras le paga)
(ENTRA MICHELLE LISTA PARA SALIR)
MICHELLE: ¿Qué hacen?
VICTORIA: Acá mirando estos vestidos… son preciosos. ¿Querés ver alguno?
EMILIO: Estoy perdido… una cosa es una mujer viendo descuentos… pero dos… ¡me voy a declarar en bancarrota!
MICHELLE: No gracias ma… No puedo ahora. Quizás más tarde.
EMILIO: ¿Qué?
MICHELLE: Chau Nos vemos.
EMILIO: (Medio desconcertado) Pero.. ¿ a donde vas?
VICTORIA: Va, a hacer unas compras que le pedi….
EMILIO: ¿Mas compras?….
MICHELLE: Si…. Cosas de chicas…
EMILIO: AH…. Bueno… nos vemos.
MICHELLE: Chau! Los quiero!

(SALE MICHELLE)
VICTORIA: Muchas gracias señor…
RAFAEL: No hay poG que… estoy a s seGvicio… ¿No me peGmitiGía pasaG al baño poG un momentito poG favoG?
EMILIO: ¿No tiene baño en su (respira hondo) … Adelante, pase.
(RAFAEL SALE AL BAÑO)
VICTORIA: Que amable este señor…
EMILIO: Se…. Amor, una consulta, ¿no te pareció extraña la actitud de Michelle?
VICTORIA: ¿Por qué me decís eso?
EMILIO: Porque paso por al lado del vendedor, y ni siquiera le dio curiosidad de lo que vendía…
VICTORIA: Quizas no lo vió.
EMILIO: Si… pero no solo eso… antes de irse nos dijo: “Los quiero”. Los adolescentes de hoy en dia no hacen eso.
VICTORIA: Si… pero no te preocupes.
EMILIO: ¿No me estarán escondiendo algo no?
VICTORIA: Pero como vas a pensar que te escondemos algo querido…
EMILIO: Si, tenes razón. Quizás es idea mia nomás.
VICTORIA: Seguramente.
(Entra TONY con un libro en la mano)
TONY: Buen día.
VICTORIA: Buen día Tony. (Lo mira a Emilio que no saludo)
EMILIO: (a Regañadientes) Buen dia…. Tony, te quería agradecer por haber alquilado otro lugar para pasar la noche. Por una cuestio de
comodidad, ¿No? Esta casa no es muy grande que digamos, y dos familias no entran…. Yo se que también alquilaste esta casa como nosotros, pero…
TONY: Los dos somos victimas aquí amigo. Pero no te preocupes, ya se va a solucionar. Estuve toda la mañana llamando al encargado y no me pude comunicar…
EMILIO: Yo también lo estuve llamando… sería más fácil comunicarse con el pápa que con este hombre. No atiende el teléfono.
TONY: O da ocupado.
EMILIO: Es una falta de respeto, le estamos alquilando un lugar y no es capaz de atender el teléfono.
TONY: Cierto. Pero no deje que esto le amargue sus vacaciones… vamos a seguir intentando comunicarnos con el… estoy seguro que pronto vamos a tener novedades.
EMILIO: Si. Sino vamos a volvernos locos.
(ENTRA CRISTIAN)
CRISTIAN: ¡Buen día!
VICTORIA: Buen día hijo

TONY: Buen día Cris..
CRISTIAN: ¿Como pasaron la noche? ¿Qué onda el hotel?
TONY: Bien… tuvimos que andar varias cuadras para conseguir uno… pero con el poco tiempo que teníamos no nos podíamos poner a
seleccionar. Asi que tuvimos que dormir en uno un poco caro… (Cambiando de tema) Ah mira, te traje lo que te había comentado ayer.
CRISTIAN: ¿En serio?
TONY: Si. Ya lo lei varias veces. Es muy bueno. (Le da el libro)
CRISTIAN: ¡Que bueno! Tengo muchas ganas de leerlo
EMILIO: Cristian, eso es un …
VICTORIA: Libro.
CRISTIAN: Ya se. Los únicos libros que lei, son los que me daban en el colegio. Pero Tony, me conto sobre este y me da curiosidad.
EMILIO: (A Victoria) Que bien le hace no usar el celular.
VICTORIA: Definitivamente.
TONY: Bueno, me voy. Tengo que llamar al encargado para ver si me puedo comunicar con el.
VICTORIA: Nosotros vamos a hacer lo mismo.
TONY: Voy a buscar a Richard que estaba tomando mate con Michelle en la playa.
EMILIO: ¿Qué?
TONY: Si. Me aviso ayer a la noche… ¿Ustedes no sabían?
EMILIO: Claro que no… (A Victoria) ¿Vos sabías?
VICTORIA: Si.
EMILIO: ¿Y por que no me dijiste?
VICTORIA: Porque te pones asi.
TONY: Creo que metí la pata. Mejor me voy. (SALE TONY)
CRISTIAN: Yo te acompaño. (SALE CRISTIAN)
EMILIO: (Se va enervando) ¿Por qué nunca me entero de nada yo?
VICTORIA: Quizas no estés prestando suficiente atención.
EMILIO: Que?
VICTORIA: Eso. Está todo pasando alrededor tuyo.
EMILIO: Bueno, pará. No te pongas mistica que sino no voy a poder cumplir mi promesa… estoy muy molesto con que me hayas mentido.
VICTORIA: (Se acerca y le empieza a hacer mimos) Pero no te enojes amor…
EMILIO: Que haces?
VICTORIA: ¿No puedo acariciar a mi marido?
EMILIO: No… digo, si. Pero es que hace tanto que no hacemos….
VICTORIA: (Le da un beso pasional)
EMILIO: Uh… Que lindo lo q…
VICTORIA: (Lo interrumpe con otro beso pasional)

EMILIO: Ah.. si yo t…
VICTORIA: (Lo vuelve a interrumpir con otro beso)
EMILIO: ¡VAMOS! (La sube en brazos y rápidamente la baja por un dolor de espalda inmenso)
EMILIO: Uh… para para… me tiró mal.
VICTORIA: ¿Estás bien amor?
EMILIO: Si… Ahora no me para nadie. ¡VAMOS! Pero caminando….
VICTORIA: ¿Seguro amor?
EMILIO: Si.
VICTORIA: No queres que vayamos al médico.
EMILIO: ¡Nooo! Vamos a la pieza. (SALEN y EMILIO MEDIO AGACHADO por el dolor)
(ENTRAN MICHELLE y RICHARD)
MICHELLE: Rich, te dije que me dejes venir sola… si mi papa nos ve llegar juntos se puede armar una grande.
RICHARD: Pero, no pasa nada. Solo vinimos a buscar azúcar.
MICHELLE: Ya se. Pero el no lo va a entender.
RICHARD: ¿Qué cosa?
MICHELLE: Eso…
RICHARD: ¿Esto? (La besa y siguen besandose en el sillón)
MICHELLE: ¡Para! Puede entrar alguien.
RICHARD: No creo.
MICHELLE: Yo tampoco (Se siguen besando)
(ENTRA VICTORIA seguido de EMILIO que camina un poco mas agachado)
VICTORIA: Yo te dije que era mejor que llamemos al médico. Veni sentate en el sillón.
EMILIO: (Gemido de dolor largo y suave)
VICTORIA: (Los ve a MICHELLE y RICHARD besándose en el sillón) NOO! Para! Al sillón no. Veni a la silla.
EMILIO: (Adolorido) Pero es muy dura…
VICTORIA: Si… pero eso es bueno apra la espalda.
EMILIO: ¿Bueno?
VICTORIA: (Nerviosa) Si… para reafirmar la columna. (Lo sienta en la silla y se queja del dolor)
EMILIO: Auuuuu! Silla de mier…. Ayúdame a pararme.
(MICHELLE y RICHARD escuchan el grito de dolor y se paran rápido. Emilio los ve pararse)
SILENCIO SEPULCRAL
EMILIO: ¿Y ustedes dos?



MICHELLE: ¿Qué?
EMILIO: ¿Qué hacían?
MICHELLE: ¿Qué hacíamos?
EMILIO: Si.
MICHELLE: ¿Con que?
EMILIO: ¿Ustedes estaban en el sillón?
MICHELLE: Esteeeem….
EMILIO: ¡Maldito desgraciado! Yo te mato… (Se quiere parar pero no puede) Ayudame Victoria… ¡ayúdame a pararme por favor!
VICTORIA: Calmate Emilio… por favor…
RICHARD: Calmese Don.
EMILIO: ¿Don? Yo te mato… (No se puede levantar) ¡AYUDAME VICTORIA CARAJO!
VICTORIA: Calmáte Emilio. Solo estaban ahí en el sillón conversando.
EMILIO: ¿Conversando? Que conversación tan silenciosa… Ayudame a pararme Victoria por favor.
(ENTRA TONY)
TONY: Ya me pude comunicar con el encargado.
EMILIO: (Desquiciado) ¡VOS! Vos sos el creador de este pequeño engendro… ¡Se van! ¡Se van ahora mismo!
TONY: Tranquilo compañero. ¿Qué pasó?
EMILIO:¡ Que me cansé de ustedes! Con sus sonrisas compradoras… ese carisma con doble filo que tienen… Te sonríen y cuando menos te lo
esperas… ¡SAS! ¡Te vacunan! Traicionan tu confianza….
TONY: Un momento… ¿De que está hablando?
RICHARD: Nada pa… se calentó porque me chapé a la hija.
EMILIO: (FURIOSO) AHHHHH! ¡Ayudenme a pararme que lo voy a estrolar contra la pared!
TONY: Nosotros jamás traicionamos su confianza… Mi hijo y su hija se gustan y se están conociendo, y yo no te hice nada malo. No veo traición alguna.
EMILIO: VOS… ¡TE QUERES LEVANTAR A MI MUJER!
VICTORIA: ¡Terminala ahora mismo Emilio! Sino la que se va a enojar voy a ser yo..
TONY: Ah era eso… ¿Sabes cual es tu problema? Tu inseguridad.
EMILIO: Claro. Ahora vas a venir a darme clases de psicología.
VICTORIA: Terminala Emilio.
EMILIO: Como te saque la ficha eh.
TONY: ¿Con que?
EMILIO: Con tus intenciones hacia Victoria.
TONY: Intenciones… vos estás muy equivocado.
EMILIO: No me lo negas.

TONY: Mira Emilio. Mira Emilio, Victoria es maravillosa.. Es una mujer como pocas. Cualquier hombre se vería atraído a ella al conocerla, porque además de ser hermosa es una gran persona.
EMILIO: ¿Viste? Yo sabía. Te la pasaste haciéndote el galancito.
TONY: ¿Por qué no me dejás terminar de hablar? Tu mujer es todo eso, pero no es mi caso. Yo no me fijé en ella. No puedo fijarme en nadie.
EMILIO: A ver ¿y por que no?
TONY: ¿Recuerdan que les conté que estuve casado?
VICTORIA: (Enojada con Emilio) Si, pero no es necesario que nos cuentes tus cosas. Es privado eso.
TONY: No te preocupes Vicky. Quiero que me entienda.
EMILIO: Dale Vicky. Dejalo que cuente. Que nos cuente como la mujer lo dejó seguramente por mujeriego.
TONY: Me dejó. Pero no por mujeriego. Soy viudo. Cuando descubrimos la enfermedad ya estaba demasiado avanzada.
EMILIO: Perdón Tony. No quise…
TONY: Ya sé Emilio. No te preocupes. No quisiste hacerme sentir mal. Pero yo vivo mal. Esto pasó hace 6 años y todavía sigue doliendo como si hubiera sido ayer. El tiempo no ha sido un buen doctor , ni siquiera un buen amigo… el tiempo no ha sido más que un recordatorio constante de aquella que me falta. Y no te imaginas cuanta falta me hace.
EMILIO: Lo siento mucho.
TONY: Yo también.
RICHARD: Tranquilo pa. (Lo abraza)
TONY: (A Emilio) Me haces acordar a mi… a como era yo antes de saber de su enfermedad… un gruñon. Me la pasaba enojado. Eran muchas las cosas que me molestaban… y no me preocupaba por hacer que ese enojo se diluyera o que mi familia lo viera. Yo estallaba. Yo gritaba. Yo me enojaba constantemente. No podía entender cual era el problema que los demás tenían conmigo. Siempre hacían cosas que me molestaban… hasta que nos enteramos de la enfermedad. Recién ahí me di cuenta que el verdadero problema era yo. Me di cuenta de todo lo que había perdido por enojarme. Había perdido tanto tiempo. Me había perdido tanto de ella, de mi hijo. Y me propuse a cambiar rotundamente, a disfrutar de todo lo que tenía, que por cierto, era muchísimo. Solo duro 2 años. La enfermedad fue implacable y se la llevó. Y solo quedamos Richard y yo. Y este dulce y angustiante recuerdo de ella. Y de lo que ella fue. Desde entonces trato de disfrutar a pleno todo lo que hago. Disfrutar de mi hijo; de ser su papá. Y es mejor que aquella vida que llevaba. Solo lamento el no haber disfrutado al máximo todo el tiempo que eramos tres. Mi consejo Emilio, es que deje de pensar en usted y disfrute de su familia. No piense en las cosas que le molestan o no le gustan. Van a haber muchas cosas que no le gusten, pero no piense en ello. Disfrute lo que tiene, disfrute a su mujer, a sus hijos que son maravillosos. La vida solo nos da unos años para estar junto a su familia. A algunos les da mas tiempo que a otros. Pero ese tiempo no alcanza si no lo vive a pleno junto a ellos. No sea tonto y no cometa mi mismo error… Disfrute a su familia al máximo. Todavía está a tiempo de corregir el curso de su vida.
EMILIO: Tenes razón. Perdóname por haber sido tan… agresivo con vos. Y perdón a ustedes. No se por que me enojo. Solo me pasa. Es como que se me hierve la sangre y me pasa. Pero no quiero enojarme más. No es culpa de ustedes. Es mía, completamente mía. Pero… tengo tanto para ser feliz.
MICHELLE: Papá si hay algo que te moleste de nosotros, decinos.
EMILIO: No mi amor. Ustedes son fantásticos. Son la mejor familia que uno podría tener.
CRISTIAN: Y vos el mejor papá.
EMILIO: Pero si me la he pasado quejándome.
MICHELLE: ¿Y? Nosotros te amamos igual. Aunque te enojes. Te aceptamos como sos. Obvio que sería mucho mejor si no te enojaras tanto.
CRISTIAN: Pero aún así, sos el mejor papá.
EMILIO: Eso porque soy el único que tienen.
VICTORIA: Eso no es cierto no sos el único que tienen. (Todos la miran)
EMILIO: (Enojandose) ¿Qué?
VICTORIA: (Se rie) Es un chiste… perdón.
EMILIO: (Se afloja) Fue un golpe bajo. (Se rie) Familia, si pudiera levantarme los abrazaría. (Se acerca su familia a abrazarlo)
SUENA ELCELULAR DE EMILIO
EMILIO: Mi teléfono, ¿Alguien sería tan amable de alcanzármelo? (Se lo alcanza Richard y atiende) Hola… (Alegre) ¿Qué tal como está?….
(Mirando a su familia y tapando el teléfono con una mano) No lo puedo creer…
VICTORIA: ¿Qué pasó?
EMILIO: ¡ES EL ADMINISTRADOR!
APAGÓN
(VUELVE LA LUZ y en la escena está Cristian leyendo un libro al lado de la ventana)
(ENTRA VICTORIA)
VICTORIA: Veo que estás muy entretenido.
CRISTIAN: (Sin dejar de leer) Si ma.
VICTORIA: Bueno… no te quiero interrumpir. ¿Lo viste a tu padre?
CRISTIAN: Si.

VICTORIA: ¿Y?
CRISTIAN: ¿Y que?
VICTORIA: Y…. ¿Dónde está?
CRISTIAN: Conmigo. Lo estoy cuidando. En realidad, está en la playa. Lo dejé en una reposera ahí sentado y de acá lo miro. (Mira por la ventana) Si, está bien. De hecho se la pasa saludando a todos los que pasan.
VICTORIA: ¿Cómo sabes que saluda?
CRISTIAN: Mirálo mamá, no ves que levanta los brazos.
VICTORIA: Todavía me estoy acostumbrando a ver a tu papá disfrutando.
CRISTIAN: Ya van dos días sin quejarse.
VICTORIA: Es verdad.
CRISTIAN: Encima, está ahí en la playa porque el me pidió. Me dijo que quería tomar un poco de aire de mar. Y como el no puede pararse ni
sentarse solo por ese dolor de espalda que le dio. Lo ayudé. Le llevé la reposera y lo senté ahí en la playa.
VICTORIA: Que bueno que haya cambiado su actitud. Y menos mal que las cosas se fueron acomodando.
CRISTIAN: Si. Y lo bueno es que el encargado aceptó su error y les ofreció otro alquiler a Tony y Richard.
VICTORIA: Solo tuvieron que pagar la diferencia. Pero no era mucho.
(ENTRA MICHELLE DEL BAÑO)
MICHELLE: Me voy ma.
VICTORIA: ¿A dónde vas?
MICHELLE: Me voy a encontrar con Richard.
VICTORIA: ¿Le avisaste a tu papá?
MICHELLE: ¿Estás loca ma?
VICTORIA: Tenés razón. Hasta ahora viene bien. No tentemos al destino.
MICHELLE: Claro. Igual, vamos a salir a caminar un rato. Vuelvo en un rato. A las 17hs estoy acá.
VICTORIA: Dale. Cualquier cosa me llamas.
MICHELLE: ¿Y papá?
VICTORIA: Tomando sol, con Cristian. Bueno, Cristian lo está cuidando desde acá y dice que saluda a todos los que pasan.
MICHELLE: Ah. Que buen hijo.
CRISTIAN: ¿Viste?
MICHELLE: Bueno, me voy. Nos vemos. (SALE)
VICTORIA: ¿Y vos? Veo que te estás encariñando con la lectura.
CRISTIAN: La verdad que si. Es un mundo nuevo este eh.
VICTORIA: Igual, que facilidad que tenés para meterte en tus mundos eh. Ya sea virtual o en papel… es como que te desconectas.
CRISTIAN: Cierto. Pero comparto tiempo con mi familia. Como por ejemplo ahora… con papa (Lo mira por la ventana)

VICTORIA: ¿Sigue bien?
CRISTIAN: Si.
(SUENA EL TIMBRE – Sale Victoria a abrir y entra seguida de Tony)
TONY: ¿Que tal?
CRISTIAN: ¿Cómo estás Tony? (Deja el libro y va a saludarlo)
TONY: Muy bien. Disfrutando de nuestro ultimo día de las vacaciones… ¿Vos que hacías?
CRISTIAN: Acá leyendo un libro y compartiendo un hermoso momento con mi papá.
TONY: Veo el libro pero no a tu papá.
CRISTIAN: Si. Está en la playa y yo lo cuido desde acá.
TONY: Ah bien.
VICTORIA: Si. Saluda a todo el que pasa por al lado. (Se acerca a la ventana y mira) Che Cris, no lo veo eh.
CRISTIAN: ¿Cómo que no? (Va a mirar a la ventana) Capaz fue al baño.
VICTORIA: Pero ¿Cómo hizo? No se puede parar solo por la espalda.
CRISTIAN: Capaz que ya puede. El aire de Mar es curativo ma.
VICTORIA: Puede ser. Tony, te quería pedir disculpas y agradecer por la situación del otro día.
TONY: Nada que perdonar. Solo me alegro que las cosas vayan mejor. Y tampoco hay nada que agradecer.
VICTORIA: Si. Emilio. Es otro. Este tiempo después de lo que pasó el otro día le hicieron cambiar su forma de ver las cosas. Ahora está más alegre. Disfruta más de lo que hacemos.
TONY: Me alegro mucho haber sido de ayuda. Tenes una hermosa familia Vicky .
VICTORIA: Ya lo sé.
(ENTRA EMILIO TODO ARDIDO POR EL SOL y CAMINANDO UN POCO ERGUIDO POR EL DOLOR DE ESPALDA)
EMILIO: (A Cristian) Boludo! ¿¡No me veias que te estaba llamando!?
CRISTIAN: Papá, ¿Qué te pasó?
TONY: Uh te quemaste mal.
EMILIO: 3 horas bajo el sol pegándome de lleno. Me arde todo.
VICTORIA: Cristian, lo tuviste a tu papa 3 hs bajo el sol…
CRISTIAN: Uh… que rápido que paso. Es que leyendo perdí la noción del tiempo.
TONY: ¿Por qué no te ibas a un lugar con sombra?
EMILIO: Porque no me puedo parar solo. Por la espalda.
CRISTIAN: ¿Por qué no me llamaste? Y te ayudaba….
EMILIO: Hace dos horas que estoy levantando los brazos llamándote..

CRISTIAN: Uh… ¿me estabas llamando? Yo pensé que estabas saludando a la gente.
EMILIO: Te voy a reventar. Menos mal que pasó Rafa vendiendo cosas por ahí y me ayudó.
RAFAEL: Fue un placeG. Me compGas de todo cada vez que vengo. Ega lo menos que podía haceG poG vos.
EMILIO: Se.
TONY: Bueno, antes que me olvide. Esta es nuestra ultima noche aca, y volvemos a Buenos Aires, y pensamos con Richard en invitarlos a nuestro depto. A comer una asado. Como despedida. Si no tienen otros planes.
EMILIO: Nos encantaría Tony.
TONY: Genial. Entonces voy a buscar a mi hijo que no tengo idea donde estará. Asi me acompaña a comprar la carne.
EMILIO: Está con Michelle.
VICTORIA: (Un poco nerviosa) ¿Cómo sabés?
EMILIO: Los vi caminando a la playa.
VICTORIA: Que raro que lo tomes tan tranquilo.
EMILIO: ¿Y que podía hacer? Primero no me podía levantar, y mucho menos correr para agarrarlo. Y segundo, ella ya es grande y parece que lo quiere. Además Confío en ella.
VICTORIA: Tenes razón.
EMILIO: Eso si. Si la llega a hacer sufrir , lo reviento.
TONY: Si la llega a hacer sufrir lo reviento yo.
EMILIO: Que bueno que estemos en sintonía.
TONY: Bueno me voy a comprar la carne.
RAFAEL: Disculpen, no quiero parecer entrometido.
EMILIO: No te preocupes que no lo pareces.. lo sos.
RAFAEL: (Se rie) Bueno, hoy no tengo planes y si no es mucha molestia me gustaGía ayudaG con el asado. Este mes estuvieGon muy bien las
ventas…
EMILIO: No tengo dudas.
RAFAEL: Y Estoy un poco solo…
EMILIO: A esta altura ya sos un amigo de la casa. Si Tony no tiene problemas puede venir.
TONY: Para nada. Al contrario.
RAFAEL: Yo conozco el mejoG lugaG para compGaG caGne… si quieGue lo acompaño.
TONY: Seria un placer compañero.
CRISTIAN: ¿Y yo puedo acompañarlo también?
TONY: Si te dan permiso por supuesto.
VICTORIA: Dale, anda pero no tardes en volver asi no cenamos tan tarde.
CRISTIAN: No te preocupes ma. Chau.

(SALEN TONY, RAFAEL y CRISTIAN)
EMILIO: ¿Amor no me ayudas a sentarme?
VICTORIA: Si querido.
(Lo ayuda a sentarse en el sillón, se queja cuando lo toca porque esta quemado y se queja del dolor de espalda al sentarlo)
EMILIO: Gracias amor.
VICTORIA: Gracias a vos. Me encanta que estés tomando todo con tanta paciencia. En otro momento creo que todavía estarías a los gritos.
EMILIO: No tengo nada de que quejarme amor. Tengo la mejor familia que podría tener.
VICTORIA: (Sonrie) Te amo.
EMILIO: Yo también te amo.
(SE BESAN)
VICTORIA: Bueno me voy a dar una ducha. Asi preparamos todo para hoy.
EMILIO: Dale.
(SALE VICTORIA)
EMILIO: (REFLEXIONANDO- Respira ondo) QUE VACACIONES EH… acá estoy. . Sobrevivi… Nos pasó de todo. Se equivocaron con el
alquiler, convivimos con otra familia, me estafo un vendedor, me jodí la espalda, estoy todo ardido, y mi hija comenzó un romance con un
bohemio… Cualquiera podría decir, “Que vacaciones de mier…” … pero aca estamos. Todos somos mejores. Hicimos nuevos amigos. No solamente Tony y su hijo, Rafael también. Es un vendedor nato. Y mme vendio de todo… y a pesar de que me sentí estafado, parece un buen hombre. No me puedo enojar con el… tiene algo que me hace quererlo en el fondo. Cristian, dejo de lado el celular y se empezó a interesar por la lectura. Miche, comenzo un romance con un chico, que parece ser bueno…. Me jode… me jode mucho… pero es parte de la vida. Ella es grande y sabe lo que hace. Y Vicky, es maravillosa. Lo era antes de las vaciones, y lo sigue siendo… Soy un afortunado de tenerla… La verdad no me puedo quejar. Estas vacaciones son … las peores que podría haber tenido. Pero son las que mas disfrute en mi vida…. ¡QUE VACACIONES EH!

APAGON FINAL

DATOS DEL AUTOR

Correo estebancentuok@gmail.com

Instagram @estebancentuok

Youtube Esteban Centu

Facebook: Damian Esteban Centurion

BIOGRAFÍA DEL AUTOR

“Damian Esteban Centurión es Argentino, y tiene 31 años de edad. Es cantante, actor, dramaturgo y director de la Compañía Artística Tatám (compañia de teatro independiente). Comenzó su carrera artística como cantante, haciéndolo en cumpleaños y pequeños eventos. Estudió  canto a los 16 años y después de unos años, empezó a estudiar teatro en el Teatro Colonial de Bs. As.; allí trabajaría como actor, en el elenco estable del mismo (con un repertorio de más de 30 obras de Teatro clásico). Luego, junto a Valeria Saavedra, crearía la Compañía Artística Tatám (Compañía de Teatro independiente), con la que trabaja desde hace 5 años hasta la actualidad realizando obras en Argentina.
Como dramaturgo, empezó a escribir obras teatrales en el año 2016 y dos de sus obras ya han hecho temporada en el under de la prestigiosa Calle Corrientes (Argentina).”