***Este es un ejercicio que propone Keri Smith, una artista canadiense que conocí gracias a Aniko   (otra artista, pero ella es argentina y viaja por el mundo), me gustó la idea de escribirme una carta a mi yo del futuro, una carta que me leeré dentro de 10 años. El resultado fue este:

Carta a mi yo del futuro

10 años parecen muchos a futuro, pero cuando volteas hacia atrás, hacia el pasado, te das cuenta que esos 10 años pasaron como un suspiro.

Hace 10 años estaba retomando mi pasión del momento: el teatro e intentaba ser otra a toda costa.

Hoy soy un puente entre lo que fui y lo que seré.

Esa Tania de hace 10 años ya no existe y ésta, que soy ahora, no existirá dentro de 10 años. Pero existirás tú, la que ahora lee estas líneas, la que tiene más arrugas en el rostro, más canas en el cabello y más historias entre los dedos.

Si haces un esfuerzo podrás recordar esa noche calurosa de mayo del 2015, tienes un reloj cerca, pero no quieres romper la magia del momento así que no sabes qué hora es. No podías dormir, en parte por el calor, en parte por las ganas de compañía, pero sobre todo por las ideas que se arremolinaban en tu cabeza. Sentías que estallarías si no tomabas una pluma y un cuaderno para poner en papel las palabras que bailaban en tu mente.

Pensabas que todo es una ilusión, que las paredes parecían diluirse para dejar escapar a tu mente que quería estar en otro lugar. Si cerrabas los ojos todo desaparecía y lo único real eran tus pies caminando unas calles al otro lado del mundo.

¿Recorriste esos caminos? ¿Estás ahí donde ahora quiero estar? ¿O cambiaste de rumbo siguiendo un dictado de tu corazón?

Me siento como una niña y pienso que todos mis deseos se hacen realidad ¿sigues pensando eso? ¿todavía te sientes como una niña? ¿todavía crees que todo es posible? ¿Cuántos deseos has (hemos) realizado?

Hoy estuve observando el mar, se vistió de un azul turquesa y se veía más hermoso que de costumbre, Aram y Diego dicen que para mí el mar siempre es hermoso. Trato de explicarles que me gusta porque está lleno de vida, de fuerza, de poder y de muerte. ¿Todavía crees que el mar es maravilloso y que eres la mujer más feliz del mundo?

Esta noche estoy sola en mi cama donde caben dos, quiero creer que tú estás leyendo esto en voz alta para que él escuche.

Espero que estés con el hombre perfecto, con quien no te da miedo ser vulnerable. Que disfrutes las horas apasionadas, que te sientas sexy, deseada, admirada y que te entregues con todo tu ser. Dile a ese hombre que hoy tienes a tu lado que ya lo amo, que valió la pena esperar y pasar todo lo que pasé porque era la única manera de encontrarnos.

Quizá Aram y Diego están dormidos o de fiesta, recuerda que ellos también tienen sus cartas. 22 y 20 años, la adolescencia no fue tan difícil como creímos ¿verdad?

Hoy los abracé, a los dos, como cinco o seis veces mientras estábamos en la alberca ¿todavía se dejan abrazar o ahora solo quieren la compañía de la novia?

Te hago una promesa: viviré cada día de manera memorable y digna para que cuando mires hacia atrás esos 10 años que pasaron como un suspiro sean un cúmulo de gratos recuerdos, de risas, de abrazos, de amor, porque parece que al final eso es lo único que importa: vivir la vida desde el amor.

No olvides este rinconcito de Cuyutlán porque aquí comenzó la aventura, aquí entendiste lo que es la abundancia, aquí te sentiste capaz de lograr todo lo que te propongas, aquí te diste cuenta que mereces ese gran amor porque ya te amas y porque estas dispuesta a amar al otro igual. Aquí comprendiste la belleza de la vida, el poder de la mente, la bendición de estar pisando este mundo aunque sea por un instante.